domingo, 5 de febrero de 2017

Tripofobia o miedo a los patrones geométricos repetitivos y cercanos

Fobias hay muchas, y es que uno puede tener miedo de casi cualquier cosa. Hoy concretamente quería hablar de la tripofobia, también llamada fobia al patrón repetitivo. En este caso nos encontraríamos ante un miedo o angustia que se generan ante un estímulo formado por un conjunto de figuras geométricas juntas, normalmente hoyos pequeños repartidos sobre una superficie.

Aunque no está recogida en el DMS-V, el manual de los trastornos mentales, no son pocas las personas que manifiestan sentir desagrado ante este tipo de objetos, y aunque la mayoría no sienten exactamente miedo, sí que es cierto que bastantes de ellas afirman sentir repulsión. En todo caso, aunque existe evidencia de que el fenómeno existe, no disponemos por un ahora de suficientes estudios científicos al respecto como para entender cómo y porqué se produce.

Por tanto, aunque relativamente común, conocemos poco sobre ella. Repasemos pues lo que sí sabemos:

Una fobia puede tener diversos orígenes. Así nos encontramos con fobias adquiridas mediante experiencias traumáticas, de forma cultural o incluso por mero instinto, como sería el caso de la tripofobia según estudios llevados a cabo por la Universidad de Essex. Se teoriza con que en este caso dicho instinto sería una defensa ancestral contra animales peligrosos, que a menudo presentan patrones como los que causan el citado temor.

Buen ejemplo de ello es el pulpo de anillos azules, uno de los animales más venenosos del mundo

Por ello, si un rasgo como evitar este tipo de animales ayudaba a la supervivencia, no es de extrañar que hoy en día aún encontremos individuos que presenten dicha conducta. No obstante, esta no es la única teoría al respecto, y otros afirman que esta fobia es en realidad una reacción de disgusto general producida por la asociación de estas imágenes con ciertas enfermedades.

A pesar de lo dicho, si buscamos en la red información encontraremos poco más que el citado estudio, un montón de imágenes que pueden llegar a ser desagradables, y un artículo de la wikipedia, siendo dicho artículo cómo no el primer resultado y quizás el que menos información ofrece. Dicha falta de información se debe sobre todo a que se trata de un fenómeno que ha causado interés recientemente y por ello aún no disponemos de suficientes resultados experimentales como para entenderlo bien.

En los experimentos de Essex, entre otras cosas, se mostraron a casi 300 sujetos imágenes entre las cuales figuraban algunas de queso gruyere, semillas de loto, y otros con características similares, es decir, con agujeros u hoyos repartidos por su superficie. Los sujetos debían decir respecto a cada imagen si les causaba algún tipo de malestar. Un 16% de los evaluados manifestaron sentir desagrado ante las imágenes que contenían los agujeros o patrones geométricos similares.

Y pese a lo dicho, la tripofobia como hemos dicho no figura en el DSM-V, y esto es porque como dijimos existen multitud de fobias, ya que se puede tener miedo a casi todo. La mayorías de fobias se tratan con métodos muy similares, y por tanto no merecen una categoría diagnóstica por separado. Además, una fobia solo debe ser considerada como tal, y recibir tratamiento, cuando provoque síntomas tan intensos como para que interfiera en la vida normal del individuo que la sufre.

Si crees que sufres esta u otra fobia, ten en cuenta que las condiciones son:
  • Temor persistente, excesivo o irracional, desencadenado ante la presencia o la anticipación de cierto estímulo.
  • La presencia del estímulo provoca siempre la respuesta de angustia o ansiedad.
  • Tendencia a la evitación de aquellas situaciones que implicarían la presencia del estímulo temido, y/o vivencia de estas situaciones con malestar y ansiedad.
  • Interferencia de estos pensamientos y conductas en la vida cotidiana, afectando por tanto a estudios, trabajo, vida social y/o la actividad diaria en general.
Si cumples las condiciones arriba indicadas, entonces padeces una auténtica fobia y por tanto te recomiendo buscar ayuda terapéutica para superar dicho problema. Algunas terapias típicamente usadas ante estos problemas son la terapia por exposición, la terapia cognitivo conductual, o en casos graves el uso de medicamentos, siempre prescritos en este caso por un psiquiatra.

Por último, os dejo una pequeña selección de elementos que teóricamente producen esta aversión, para que comprobéis que sensación os producen. Las he dejado para el final, porque aunque a muchos no os dirán nada, estoy seguro de que a otros les puede causar bastante aprensión.

Semillas de loto, uno de los mejores ejemplos de estímulos que pueden evocar tripofobia


El sapo de Surinam protege su descendencia llevando sus huevos en la espalda hasta que eclosionan

El queso Emmental, más conocido como "el de los agujeros"

Panales de miel, otro ejemplo "clásico"

Fuentes:
Fear of holes, por Cole GG y Wilkins AJ
Assessment of trypophobia and an analysis of its visual precipitation, por Le AT, Cole GG, Wilkins AJhttp://www.lifeder.com/tripofobia/
http://www.muyinteresante.es/salud/articulo/la-tripofobia-o-miedo-a-los-agujeros-podria-tener-una-explicacion-evolutiva-891378205763
https://psicologiamotivacional.com/tripofobia-fobia-agujeros/
Psicopatología de la clínica cotidiana, por Manuel Murillo.

3 comentarios:

  1. Hola recientemente hemos creado un proyecto donde queremos mostrar todas las fobias conocidas hasta la actualidad , sus efectos causas y sintomas.
    En concreto damos especial importancia a la tripofobia sintomas y causas como superarla. Esperamos os podamos ayudar en todo lo que se pueda para superar con éxito esta y otras fobias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Interesante proyecto el vuestro, muy interesante la web y su contenido.

      Eliminar
    2. Muchas gracias !!!! estamos encantados de que te haya gustado

      Eliminar